Aceite antiestrías 150 ml, Ecoeko

22,00

Aceite antiestrías 150 ml, Ecoeko

El masaje reconfortante con este aceite previene y trata las estrías que son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel debido al embarazo. Brinda elasticidad, regenera, nutre e hidrata la piel y estimula el crecimiento celular siendo especialmente eficaz para prevenir la aparición de estrías, especialmente durante el embarazo, y ayudar a minimizar las que hayan salido.

Descripción

Aceite antiestrías 150 ml, Ecoeko

El masaje reconfortante con este aceite previene y trata las estrías que son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel debido al embarazo. Brinda elasticidad, regenera, nutre e hidrata la piel y estimula el crecimiento celular siendo especialmente eficaz para prevenir la aparición de estrías, especialmente durante el embarazo, y ayudar a minimizar las que hayan salido.

INCI:

Aceite vegetal de rosa mosqueta* (Rosa officinalis rubiginosa oil), a.v. de jojoba* (Simmonsdia chinensis oil), aceite vegetal de aguacate* (Persea americana oil) aceite esencial de pachuli* (Pogostemon patchouli essential oil), aceite esencial de incienso* (Boswellia thurifera essential oil), aceite esencial de mandarina* (Citrus nobilis essential oil), aceite esencial de espliego* (Lavandula latifolia essential oil) y aceite esencial de sándalo* (Santalum álbum essential oil). *Procedente de agricultura ecológica.

 

Indicaciones:

Aceite especialmente formulado para prevenir la aparición y favorecer la reducción de estrías en todo tipo de pieles. Especialmente aquellas que aparecen como consecuencia del embarazo, sobre las zonas más sensibles del cuerpo (vientre, senos, caderas y muslos).

 

Uso:

Aplicar sobre la piel con un suave masaje, de una a tres veces al día, especialmente en las zonas con mayor tendencia a su aparición: vientre, caderas, senos y muslos.

 

Propiedades

Aceite vegetal de rosa mosqueta:

Contiene altos niveles de ácidos grasos esenciales poliinsaturados (linoleico, oleico y linolénico) y de vitamina A activa, sustancias que incrementan la capacidad de regeneración de la piel. Este aceite mejora notablemente la hidratación general de la piel al activar las tres barreras cutáneas: le brinda flexibilidad y emoliencia a la superficie cutánea, mejora notablemente la hidratación superficial y refuerza y multiplica la barrera de las ceramidas en el interior de la epidermis favoreciendo una hidratación profunda.

 

Aceite vegetal de jojoba:

Rico en vitamina E (antioxidante), ácido linoleico (regenerador y reestructurador) y ceramidas (recubre las células y ayuda a regular su hidratación), facilita los procesos de regeneración celular, aumenta la suavidad, la elasticidad y la firmeza de la piel y proporciona una hidratación profunda y una reestructuración del equilibrio graso de la piel.

 

Aceite vegetal de aguacate:

Está formado en un 85% por ácidos grasos insaturados (principalmente ácido oleico), contiene vitaminas A, D y E, tienen poder regenerador y reestructurante de la dermis.

 

Aceite esencial de incienso:

Aceite procedente de una resina, utilizado desde la antigüedad como acelerador de la formación de tejido cicatrizal.

 

Aceite esencial de mandarina:

Mejora la circulación linfática. Calmante y sedante, brinda alegría.

 

Aceite esencial de espliego:

Contiene elevadas propiedades antiinflamatorias, antisépticas, analgésicas y cicatrizantes.

 

Aceite esencial de sándalo:

Propiedades tónicas, sedantes y antidepresivas. Es muy apreciado tanto para tratamiento cotidiano de la piel como para correcciones provocadas por trastornos circulatorios, nerviosos, inflamatorios o degenerativos. Además es tónico venoso y linfático.