¿Quiénes somos?

Sobre Yebio

Yebio somos Marta, Juan y nuestra peque Lucía. Es un proyecto familiar que responde a nuestras propias necesidades, inquietudes y filosofía de vida.

Hace más de 10 años que, por diferentes trastornos de salud,  somos consumidores conscientes de productos ecológicos.

Yebio surge después de una etapa personal inestable en la que decidimos reconducir nuestros caminos con algo que nos hiciera vibrar. Es entonces cuando le damos forma a Yebio. Una eco tienda en el centro de Asturias reflejo de la coherencia entre nuestra forma de pensar y el día a día laboral que necesitábamos.

Una de nuestras finalidades y con la que disfrutamos al máximo, es ayudar a otras personas con este pequeño-gran proyecto que nos sirve de herramienta para hacer posible que la población del medio rural tenga fácil acceso a productos ecológicos, saludables y alternativos que, hasta la apertura de Yebio, eran grandes desconocidos para la gran mayoría.

Estamos consiguiendo mejorar su calidad de vida y bienestar. Esto para nosotros es la mejor recompensa.

Enseñar qué son los productos ecológicos, demostrar que hay otra forma de alimentarse, de pensar y de estar en la vida son algunas de nuestras prioridades. También hacer ver que la televisión y la publicidad en general, manipulan para que el consumidor compre lo que a ellos les interesa no siendo lo mejor para la salud y que tan necesario como comer lo adecuado y hacer deporte moderado, es lo que piensas y aprender a gestionar las emociones.

La salud y el bienestar es el equilibrio de este conjunto de cosas.

Otra gran prioridad es enseñar el respeto por el medio ambiente, por la naturaleza con su flora y su fauna, respetándola al máximo y viviendo en armonía con nuestro entorno. Cuidar los ríos, las montañas, los mares y educar para ello desde la etapa más temprana.

Todo esto es para nosotros una motivación permanente que nos da cada vez más impulso y energía para seguir evolucionando.

Muchas veces nos preguntan por qué elegimos Nava cuando vivíamos en Gijón y a esto responde nuestra necesidad de un cambio radical. Necesitábamos un día a día en el medio rural que nos enriquece profundamente a nivel emocional y espiritual. Necesitábamos menos tráfico, menos consumismo, menos asfalto y hormigón y más perspectivas entre montañas y el color verde naturaleza.

Nava y Piloña, donde vivimos ahora, responden a todo esto y además al arraigo familiar que tenemos en los dos concejos.

No es fácil empezar de cero pero la necesidad de resultados diferentes hace que hagas cosas distintas. Sólo así, movidos por la ilusión, se consigue salir de esa zona de confort-inconfortable. Es cuestión de actitud.

“De esta manera hemos conseguido formar un gran equipo y disfrutar de nuestra propia familia. Hemos conseguido vivir FELICES y con la sonrisa permanente por dentro y por fuera.”

yebio y